Orígen de los tacones

Los orígenes datan de la época de los egipcios cuando se usaba un poco de plataforma en el calzado por comodidad a la hora de montar a caballo. Luego, en la época de la antigua Grecia, los actores de teatro usaban una especie de tacones con suela de corcho de madera de unos 8 o 10 centímetros, llamados  kothorni.

Los orígenes datan de la época de los egipcios cuando se usaba un poco de plataforma en el calzado por comodidad a la hora de montar a caballo. Luego, en la época de la antigua Grecia, los actores de teatro usaban una especie de tacones con suela de corcho de madera de unos 8 o 10 centímetros, llamados  kothorni.

Más tarde, Catalina de Médice fue la primera mujer que usó este calzado en su boda con Enrique II de Francia y a partir de ese momento marcó tendencia entre el colectivo femenino, que de repente moría por adquirir unos zapatos de tacón.

También son conocidos los zapatos de tacón con los que posaba en los retratos Luís XIV y que le fueron obsequiados por Nicolás Lestage. En esta época madame de Pompadour los hizo populares entre las mujeres. 

Pese a que las mujeres dejaron de utilizar el zapato de tacón durante el periodo de la Ilustración por considerarlo poco práctico, el diseñador italiano Giacomo Pirandelli, barón de Styletto, diseñó y produjo a finales de la década de 1760 un calzado con un vástago (tacón de aguja) necesario para las maniobras ecuestres de los jinetes, el tacón stiletto.

Poco a poco los zapatos de tacón fueron contemplados como un símbolo de feminidad y hoy en día no faltan en el armario de cualquier mujer que se preste.