5 consejos para usar tacones sin dolor

Siempre se ha dicho que quien algo quiere algo le cuesta y eso es precisamente lo que nos ocurre a las mujeres que deseamos usar tacones, ¿qué es lo que nos cuesta? Un gran sufrimiento en los pies que, a veces, te hace quedar con un sabor de boca agridulce.

Por un lado deseas que llegue el día para poder vertir esos taconazos estupendos y, al mismo tiempo, te recorre el cuerpo una sensación de angustia por saber que muy probablemente terminarás con ampollas y dolor en los pies.

Pero no te desanimes, existe algunos consejos prácticos que pueden mejorar tu experiencia cuando llevas tacones. Existe la vida después de los tacones altos.

Continua leyendo y ¡toma nota!

La talla correcta

Aunque parezca obvio, no todas prestamos la atención que se merece a tomarnos el tiempo de elegir la talla correcta de tacones y deberíamos. A veces, cuando entramos en una zapatería, nos dejamos llevar inmediatamente por la estética del zapato de tacón, son preciosos y no conseguimos ver más allá de esta imagen, sólo pensamos en comprarlos a toda costa y estrenarlos inmediatamente.

Pero es necesario dedicar un poco de tiempo a probarnos ambos tacones, caminar un poco y sentirlos. Si se te sale de atrás, por ejemplo, no te los compres porque no son de tu talla y lo único que te darán son doles de piés y ganas de llorar…¡no te merecerá la pena por muy bonitos que sean, créeme!

Además, no todas tenemos la misma morfología de pié, con lo cual pruébate diferentes modelos porque muy probablemente el que resulta cómodo a tu amiga es un martirio para tí o viceversa.

El grosor del tacón

Si lo que quieres es llevar tacones de aguja pero nunca antes los has probado, te recomendamos empezar con tacones de tacón más grueso para ir cogiendo equilibrio y acostumbrarte y luego progresivamente ir pasando a tacones más finos.

Esto que comentamos no es tontería, piensa que si no estás acostumbrada a llevar tacones de aguja y pierdes el equilibrio podrías llegar a doblarte un tobillo, hacerte un esguince y lesionarte seriamente.

El grosor de la suela

Al igual que el grosor del tacón, el grosor de la suela también influye en la comodidad a la hora de llevar tacones.

Unas suelas demasiado delgadas harían que tus pies estén más cerca del pavimento y noten todas y cana una de las imperfecciones del mismo, lo cual, a la larga, hace que la planta de tu pie termine dolorida.

Si no te convencen unos tacones con un poco de plataforma, siempre puedes adquirir unas plantillas de silicona que le den a la suela un poco de colchón extra.

Scholl Plantillas, óptimas para zapatos de tacón alto con tecnología Gel Activ, discreción y comodidad, 2 plantillas
  • PLANTILLAS PARA TACONES MUY ALTOS: La tecnología Scholl GelActiv se centra en el uso de un núcleo de gel suave y elástico que hace que incluso los tacones más vertiginosos sean tan cómodos como cualquier par de zapatillas deportivas
  • COMODIDAD EXTREMA PARA TACONES EXTREMOS: Para zapatos de tacón de más de 5.5 cm de alto
  • DISEÑO DISCRETO: Gel transparente, fino y con un diseño discreto que aumenta la comodidad en el antepie
  • TECNOLOGÍA ANTI-DESLIZANTE: El material de agarre y los pequeños relieves en la superficie de las plantillas previenen el deslizamiento incluso con sudor
  • PROTECCIÓN EN TU DÍA A DÍA: La tecnología Scholl GelActiv ofrece protección para tus pies, para cada paso de tu día

De todas formas, piensa que las plataformas tienen una ventaja y es que nos dan un poco de margen a la hora de llevar tacones más altos sin que ello suponga más sufrimiento 😉

Intercala días de descanso

Olvídate de llevar tacones las 24 x 7, tus pies necesitan un descanso. Intenta llevar zapatos más cómodos al menos un par de días a la semana y masajear tus pies.

Si no tienes quien te de esos masajes, quizás te interese este masajeador de pies.

No disponible.

Entrena con tus tacones

Si acabas de comprarte unos tacones nuevos, no esperes al evento para ponértelos. Empieza a caminar con ellos en casa para que tú y tus pies os acostumbréis. Comienza a domarlos cuanto antes, mejor.

Si los tacones son de material rígido, trecomendamos ponerte un calcetín o panty las primeras veces hasta que den de sí un poco. Otro truco es poner un poco de crema en la parte interior de los tacones para que cedan y se ablanden más rápidamente.

👠 PICHA AQUÍ Y VE A NUESTRA TIENDA ONLINE DE TACONES 👠